Los directores celebraron su día a pura fiesta