Cícero impune: El maltrato a la mujer y la secular arbitrariedad