Los distribuidores independientes, el INCAA y la cuota de pantalla