Lo mejor del #MDQFEST: día 7