El Sur, la otredad y la pérdida de la identidad latinoamericana