Hogar abierto: Un mundo invisible para la mayoría, pleno de gestos solidarios y superadores