Liliana Amate: “Hay que hacer un trabajo de resistencia cultural”