Dos clásicos vuelven en el Museo del Cine