“Cuando Pablo me preguntaba por San Martín, me lo imaginaba como el Loco Bielsa”